Se acerca el verano y los insectos ya se dejan ver y algunos como las moscas y los mosquitos se introducen en las viviendas siendo molestos en algunos casos. En concreto, los mosquitos pueden picar y provocar alergias o incluso transmitir enfermedades.

Estos pequeños insectos proliferan en verano porque necesitan las altas temperaturas para poder reproducirse ya que son animales de sangre fría. Alrededor de los 30 grados es la temperatura perfecta para que los mosquitos aumenten sus poblaciones. En los entornos en los que se encuentran más cómodos son aquellos en los que hay temperaturas cálidas y mucha humedad.

En las viviendas que se encuentran cerca de aguas estancadas, de ríos o aquellas en las que haya piscinas, los mosquitos pueden entrar con mayor facilidad. Asimismo, en aquellas casas que tengan las ventanas ubicadas cerca de un punto de luz como una farola, por la noche, los mosquitos se ven atraídos por la luz y pueden introducirse en el interior del domicilio.

Para evitar que esto se produzca, te damos los siguientes consejos.

 

Cómo ahuyentar los mosquitos en casa

Es importante ahuyentar a los mosquitos o evitar que entren en casa para no padecer picaduras ni que los molestos zumbidos consigan desvelar el sueño. Pero ¿cómo hacerlo?

Para evitar que entren los mosquitos desde el exterior, una medida eficaz es la instalación de mosquiteras en todas las ventanas de la vivienda. Es importante vigilar su mantenimiento año tras año para controlar que no se rasguen ni se rompan y que tampoco existan huecos por lo que se puedan colar los insectos. También es importante no dejar las puertas mucho tiempo abiertas cada vez que se entra y sale de casa.

Para conseguir ahuyentar los mosquitos una vez que ya están dentro de la vivienda o en los alrededores de esta, puede funcionar colocar macetas con citronela (llamada la planta antimosquitos), tanto en el interior como en el exterior de la casa. Existen productos aromáticos que contienen citronela como algunas velas que también se pueden utilizar para alejar a estos pequeños insectos.

Un remedio casero que funciona es colocar un vaso en el que se vierta agua con vinagre blanco, los mosquitos no toleran el olor del vinagre, lo que los alejará de la estancia en la que se encuentre el recipiente con la mezcla.

Otro aroma que los ahuyenta es el del eucalipto, por lo que una medida para expulsarlos de casa también puede ser la de pulverizar el ambiente con aceite de eucalipto disuelto en agua y con unas gotitas de limón.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Deja una respuesta

LA TERCERA EDAD BIEN INFORMADA | © 2021 Abuelos.info.  Todos los derechos reservados